Amanecer

Hay días en que me invade la melancolía, y llego a casa y me duermo pensando tantas cosas que están fuera de mi control, que quisiera cambiar, pero no puedo; solamante me queda tratar de aceptar la realidad , y tratar de sacar el mayor provecho de las situaciones adversas, pero si que es complicado.
Afortunadamente siempre hay un nuevo amanecer...


2 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

"y volver a volver a empezar a volver a empezar"

La misma frase que a veces nos agota de sólo pensarlo, algunos días nos salva. Son esos días en los que el mundo no es gentil con nosotras!

Ceci dijo...

Cafe,
Tienes razon, este día ya se ha salvado. :)
Gracias por pasar