Como la construcción de una casa...

A veces siento que no logro finalizar todas las cosas como se debe. No me arrepiento de lo que he hecho, aunque me haya equivocado en algunas ocasiones, el darme cuenta de mis errores me ha ayudado a crecer. Es como esta casita, es de muy buena madera, tienen los espacios adecuados para que sea cómoda, ...





... tiene ya algunos detalles interesante como esta ventanita, puedo imaginarme viendo a traves de esa ventanita hacia el jardín, o poder ver la luna y el cielo lleno de estrellas ...


pero subo la mirada y veo el techo sin concluir; claro que eso me hace poder ver lo maravilloso del cielo, pero se que necesito que el techo esté terminado antes de que llegue el invierno.




¿Será que mi techo estará terminado al momento de que llegue el invierno?


2 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

uf... qué cosa construirnos, eh!

Yo siento, las más de las veces, que soy una casita de arena. A veces algo me desmorona pero puedo reconstruirme grano a grano.

Muy buena tu analogía y ojalá que sí!

Ceci dijo...

Cafe,
Hay que tener cuidado con el material con el que nos construimos, para evitar pasar mucho tiempo en la reconstrucción total, o que cosas pequeñas nos desmoronen.

Y por cierto, yo también espero que si.

Gracias siempre por pasar.

Saludos!