Cambio de hábitos

Parece mentira que esta época en que tenemos al menos 75 canales para elegir la programación, alguien elija simplemente no ver TV.
Para mi que pasé mucho años despertando con la TV y quedándome dormida con ella encendida, por esa condición extraña de no podir dormir sin un ruido continuo de fondo, parece poco probable que la pase un dia completo sin ver TV, y mas aún, un mes completo.
La TV es solo un ejemplo de las cosas que pueden dejar de interesar con el tiempo.
No sé si está completamente ligado a este hábito que ha cambiado, o es pura casualidad, pero tambien han disminuido considerablemente los dolores de cabeza continuos... ¡Qué alivio!

2 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

jajajaja

tuve una época de casi adicción a la tele! después fue pasando y hoy puedo pasarme semanas sin encender el aparatejo, en las vacaciones, por ejemplo.

Sin embargo, en la vida de todos los días, suelo prenderlo sólo para que haya cosas moviéndose!

Eso sí, no fui y no soy de las que se duermen con la tele encendida.

(qué bueno que aliviaron los dolores de cabeza!!!!)

Ceci dijo...

Hola Café,
Si que es descansado estar sin TV, verdad?, y hasta sin compu, que tambien pensé en algún tiempo que no podia pasar.
Saludos!