Organización



He tenido cuenta de correo electrónico desde hace mucho tiempo, recuerdo cuando Hotmail tenía solo 2MB de almacenamiento, era la época en que los mensajes eran texto plano, sin tanta figurita, no se pasaban videos, ni canciones, ni circulaban tantas presentaciones en power point, ¡a que épocas aquellas!, para poder mantener las cuentas sin problemas, teníamos que ser selectivos con el correo que decidíamos conservar, ya que si no teníamos cuidado podíamos llegar a los 2 MB, y no podíamos recibir mas correo.

Con la aparición de gmail, tanto yahoo, como Hotmail empezaron a brindar a los usuarios ese elemento tan valioso que en aquellas épocas era tan limitado “espacio de almacenamiento”, y ha sido una competencia entre estas empresas de correo gratuito, y hoy día tenemos gigas de almacenamiento y a la vez día a día recibimos correos que ya leímos, porque son cadenas que circulan desde hace años, presentaciones de todos tipo, publicidad de todo tipo de servicios, y todo el correo no deseado que no puede faltar.

Desde hace mucho tiempo que todo el correo que recibo ya no me da tiempo de leerlo, y lo dejaba sin abrir siquiera y siempre he dicho ya voy a darle mantenimiento al correo, hasta que ayer ya no pude mas, me sentía agobiada de tanto leer al encender mi máquina tiene 1236 correos nuevos, y cada día incrementaba mas y mas el número, no sé cuando paso de mil correos sin leer, pero intentaba leer algunos y de todas maneras era poco lo que lograba bajar ese contador. Ayer aplique otro criterio, si no lo he leído y no me han preguntado no es importante, ni es información vital para vivir, y como lo que menos tengo es tiempo para publicidad no solicitada, ayer por fin eliminé todo ese correo, y hoy al encender mi máquina que alivio sentí cuando me decía tiene 5 correos sin leer, ese ya es un número manejable.

A lo largo de la vida siempre acumulamos cosas como todo ese correo, y a veces sentimos que el peso es mucho por cosas que tenemos pendientes por hacer, así que tal vez es aconsejable aplicar estas revisiones periódicamente. Si algo ha demorado tanto tiempo y no lo hemos hecho y no nos hace falta, pues eliminémoslo de la lista de pendientes, o busquemos que alguien más que lo pueda hacer por nosotros (si es factible); y no nos estresemos por cosas que no valen la pena. Es importante encontrar el equilibrio entre lo que "deseamos hacer" y lo que "podemos hacer", y organizarnos de manera que avancemos en todos nuestros planes de vida para poder concluir nuestros proyectos.


2 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

puf! mirá si te entenderé!

Siempre tuve bastante "limpias" mis cuentas de correo. Sí, tengo varias. La histórica para el msn, la seria para el trabajo, la de refuerzo para archivar cosas importantes, la de los amigos, la de las carreras y así.

Siempre las tuve bastante ordenaditas y al día hasta que a finales del año pasado y principios de éste se desmadró todo. Llegué a tener pilas de correo sin leer (y es que me llega 7 veces lo mismo de diferentes remitentes!)

En fin, apliqué el "seleccionar todas las no leidas" "marcar como leídas". Sanseacabó! jajajaja

Ceci dijo...

Cafe:

Al menos veo que no solo me pasa a mí esto de las pilas de correo sin leer.

Tal vez a la próxima aplique eso de "marcar como leído"...jejeje