¿Quién fue el culpable?

No lo sé, he pasado una y otra vez por el mismo lugar, tratando de imaginar que pudo haber pasado, pero no lo sé. Lo único que sé es que no debió de pasar así, que ambos tenían una vida llena de proyectos que no se llegaron a realizar, que dejaron un vacío muy grande en sus hogares, que los extrañamos y al menos yo me resisto a pensar que ya no están. Pero en mi cerebro siguen flotando las mismas preguntas: ¿Qué paso?, ¿Quién fue el culpable?

Tal vez fue la confianza, sí, esa excesiva confianza en la juventud, esa que nos hace pensar que somos invencibles, y que la velocidad es nuestra amiga, que nunca nos va a traicionar; tal vez fue la imprudencia, esa que nos hace hacer cosas sin evaluar todos los riesgos que corremos; tal vez fue el desconocimiento del entorno, porque confieso que se tiene que conocer bien esa carretera y respetarla para que no nos traicione. Tal vez fue el cansancio, porque lo he sentido, y en un abrir y cerrar de ojos he visto también mi vida en una cinta correr ante mis ojos. Ahora yo lo he aprendido, la carretera debe ser respetada, la velocidad es un consejera que puede ser traicionera, la imprudencia, está por todos lados, pero no nos afecta solo a nosotros, sino mas bien, podemos ser víctimas de la imprudencia de alguien más, podríamos ser víctimas de la velocidad de alguien más. Podríamos ser víctimas del cansancio de alguien más, y terminar igual.

Podría seguir cuestionando mil cosas, pero hoy solo sé que se les extraña, que han dejado un vacío en sus hogares. No importa cuánto tiempo pase, siempre que me detenga en el mismo lugar, y vea el ramo de flores frescas les recordemos, y les extrañaremos.



2 comentarios:

Clara dijo...

Por Dios, me ha conmovidol, casi al punto de las lagrimas, cuanta razon tiene esa carretera y muchas otras son de lo mas traicioneras, hay que respetarlas, encomendarse a Dios, porue si esta uno expuesto a terceros por x o y motivo.
Vi la foto inmediatamente la reconoci y porque casualmente creo que vimos al chico ir a dejar las flores frescas, se hace un nudo en la garganta.

Ceci dijo...

Si, justo una vez vimos cuando estaban colocando las flores. Hay que manejar con mucha precaución, mas con este clima que tenemos en estos días.

Un abrazo!