Por una Guatemala en Paz

Como todos los guatemaltecos, he visto día a día, como el nivel de inseguridad y delincuencia cada día crece y crece. Día a día en las noticias existen notas de violencia que afectan a muchos inocentes, los asaltos a cualquier hora en cualquier lugar, los asesinatos a pilotos de buses, pasajeros inocentes que salen heridos, o mueren trágicamente en estos incidentes, transeúntes que resultan afectados, no importa la edad, la religión, la clase social, todos nos vemos afectados por esta falta de valores humanos que estamos viviendo.

En últimos días he recibido diversas cadenas en las que se exhorta a pedir por Guatemala, Un minuto por Guatemala, es una iniciativa de las Iglesias cristianas del país, lo que me llama la atención es justo dentro de su información, dice:


“Ora un minuto por tu país pero también dale un minuto a tus hijos, un minuto a tus padres, un minuto a tus amigos, háblales, pregúntales sobre sus problemas, sus sueños, sus angustias, cambiemos nuestra mente, cambiemos nuestro país, apoyémonos, no dejemos a DIOS a un lado, no dejemos la misericordia fuera de nuestra agenda, nuestro país va a cambiar cuando cambiemos nuestras actitudes”

Independientemente de la religión que profesemos, esta situación que vivimos creo que es a causa de tanto desamor que hemos vivido en el pasado, porque alguien que vive en un hogar rodeado de amor, usualmente va a tener sentimientos puros, y va a conservar sus valores humanos, morales, éticos; va a entender la diferencia entre el bien y el mal, y preferirá elegir lo correcto. Es cierto que las cosas materiales son importantes para satisfacer nuestras necesidades básicas fisiológicas y de seguridad, pero es más importante el amor, los valores morales, éticos que parecieran que también están en peligro de extinción.

Creo que de verdad necesitamos sentir que nos tenemos, nos cuidamos, que somos importantes, para nuestras familias y amigos que se preocupan por nosotros, brindemos esa seguridad a los que están creciendo, para que sientan siempre que son importantes para nosotros, nuestros niños de hoy, son quienes realmente lograrán ver el cambio, no olvidemos que el respeto es muy importante.

En los 80’s el conflicto armado motivo a que Alux Nahual compusiera e interpretara “Alto al Fuego”, y se volvió un himno para todos los centroamericanos. Hoy no son los contras y los guerrilleros, hoy el país pide un Alto al Fuego, Alto a la Violencia.


Alux Nahual - Alto al Fuego


El mundo necesita PAZ, Guatemala necesita PAZ, cada uno de nosotros necesita PAZ interior.

3 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

uf, que tema tan complejo...

Yo creo que la gran mayoría de las personas no arriesgaría una vida que valga la pena vivir, punto.

Si cada uno tiene posibilidades de sentirse incluido, formando parte, responsable por el entorno y si, además, tenemos resueltas las necesidades básicas los niveles de violencia y delito disminuyen.

Estoy cada día más convencida de que esa es la única forma (al menos la única que estoy humanamente dispuesta a defender y llevar adelante!)

Ceci dijo...

Café:
Lo de tener resueltas las necesidades básicas es muy importante para todos, creo que que ayudaría un poquito a disminuir la violencia, pero mucho de lo que se vive aquí, no es cuestión de delitos por resolver necesidades básicas, no hay responsabilidad por el entorno, ni respeto a la vida...

Es cierto, es un tema muy complicado.

Saludos!

Libertad de expresion dijo...

Parece que todo el mundo está padeciendo de lo mismo...